Buscar este blog

domingo, 31 de marzo de 2013

COMISIÓN DEL PACÍFICO ( Anexo marzo 2013)



COMISIÓN CIENTÍFICA DEL PACÍFICO
( anexo en marzo de 2013)

por

Juan B. Lorenzo de Membiela




Un silencio impenetrable rodeo durante años esta Comisión sin que nadie reparase en ella. Hasta 1994 sólo eran conocidas unas memorias publicadas en 1866 por D Manuel Almagro y un diario de la expedición, editado en 1928 por D. Agustín Barreiro, del Museo de Ciencias Naturales. 

A los Profs. Puig-Samper y Lopez-Ocón cabe el reconocimiento de haber logrado restablecer el orden lógico de las cosas al descubrir hoy a los descubridores de ayer. Y ofrecer respuestas a los enigmas que todo hallazgo produce y que aún perduran. Anecdótico y triste es que aún hoy en el « Atlas cronológico de la Historia de España », de la Real Academia de la Historia, publicado en 2008, no exista referencia alguna a esta empresa científica.

En 1862 SMC Isabel II (Madrid,1830) ordenó una expedición que surco los océanos para estudiar zoología, botánica, biología, arqueología, geología, fotografiando, en negativos con placa de vidrio, poblaciones y gentes de todo tipo. Dirigidas por el naturalista D. Patricio M. Paz y Membiela ( Ferrol , 1808), exploró todo el cono sur hispanoamericano, incluidas las Malvinas, cruzaron el Cabo de Hornos y el Estrecho de Magallanes, atravesaron las pampas argentinas, el desierto de Atacama, navegaron el Amazonas, investigaron restos arqueológicos en los Andes, y desde Brasil hasta California enviaron más de 82.000 ejemplares de plantas, animales, minerales , con su nomenclatura científica . 

Desde montañas bajaron a pozos y minas, y varios, de los siete comisionados originarios (Castro y Ordóñez, Almagro, Martínez y Sáez, Isern, Amor, Jiménez de la Espada y Membiela), perdieron su vida durante la investigación o a causa de ella.

En el transcurso de su cometido se vieron envueltos en la guerra contra Perú en 1864 por la anexión española de las Islas Chincha en pago de los créditos que la metrópoli le concedió  desde su independencia.

El resultado científico de la Comisión fue calificado de « exitoso pero menospreciado por la historia» (Miller, 1983:9).

El material enviado a España, una parte, fue remitido a algunas provincias (Barcelona, Sevilla, Santiago, Granada, Valladolid, Salamanca, Cuenca, Valencia, Ávila, Oviedo, Murcia, Badajoz, Guadalajara y Ciudad Real); otra, depositado en el Museo de Ciencias Naturales en Madrid. 

Destacan entre los minerales: diamantes de Brasil, pepitas de oro de California y Ecuador, plata, mercurio, hierro, plomo, cobalto, níquel , una pieza de cobre nativo del desierto de Atacama que pesaba 70Kg y guano de las islas Chinchas. 

Entre las muestras botánicas: corteza de quina, nueces, madera, hoja de coca, hoja de gualusa, mandioca, guayabas, canela, orquídeas, setas, helechos. Entre las muestras zoológicas: monos, osos hormigueros, ranas, lagartos, cocodrilos, perezosos. Tres mil quinientas aves, desde colibríes hasta cóndores, así como una gallinácea con dos espolones en cada ala y un cuerno en la cabeza por encima del pico, como dato llamativo.

Muchos autores han disertado sobre el origen de este proyecto. Unos defienden un panhispanismo que residió entre la clase dirigente de España en aquella época (López-Ocón, 1987: 60-88). Otros, a una pequeña «belle époque» como resultado de los inicios del capitalismo español (Tortella, 1975) intentando recuperar el rango de « gran potencia » en el escenario internacional. Ello quedaría justificado por el conflicto con Marruecos que generó el Tratado de Tetuán o de Wad Ras o la intervención junto a Gran Bretaña y Francia en México que había suspendido el pago de su deuda e incluso la intervención de España junto a Francia en la Conchinchina (zona meridional de Vietnam).

La Comisión fue acompañada por una escuadra de la Marina al mando del contraalmirante D. Luis H. Pinzón compuesta por las fragatas 'Resolución' y ' Triunfo ' (dos de las nueve fragatas que disponía el Estado) y la goleta 'Covadonga'. Buques de madera, a vela, pero auxiliados a vapor. Envío de una escuadra de «buena voluntad».

No fue acertada esta estrategia. No existía una dirección única y la disgregación jerárquica entre lo militar y lo científico avocaba a un fracaso por intereses contrapuestos. . Los enfrentamientos, ásperos y enérgicos, en el caso de Paz y Membiela con el comandante de fragata « Triunfo » , provocó que algunos miembros abandonasen la expedición a los dos años (Membiela fue uno de ellos- aceptada su dimisión por la Reina- junto al fotógrafo Castro que regresaron a España).

Sobre estos antecedentes cabe deducir un doble propósito de la expedición. Uno científico, respaldado por la Corona y otro político-militar auspiciado por el Gobierno. Que eran incompatibles y que casi comprometieron la vertiente científica de la empresa.

Cabe aclarar que la confianza de D. Patricio Paz con la Corona venia de tiempo atrás por razones familiares que se remontaban a Fernando VII y que perduró con posterioridad a este propósito. secretario honorario de SMC Isabel II , por Real título de 4 de marzo de 1839, firmo como testigo en la abdicación de la Reina en Paris en Palacio de Castilla en 25 junio de 1870, siendo uno de los creadores del Partido de Restauración Borbónica que pasó a ser presidido por el Sr Cánovas del Castillo. 

Otra muestra de aprecio real, fue la propuesta de ascenso a Brigadier que fue rechazado por el gobierno una vez más. Lo que viene a confirmar una concurrencia de voluntades opuestas en sus fines entre lo real y lo gubernamental.

El perfil científico de Paz y Membiela queda verificado en haber sido uno de los socios fundadores de la Sociedad Española de Historia Natural en 1871 hoy Real Sociedad Española de Historia Natural, ubicada en las Facultades de Ciencias Biológicas y Geológicas de la UCM y haber creado la colección de conchas más importante de España con cerca de 40.000 ejemplares. Ésta puede verse hoy en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

------------------------------------

Anexo:

Aclaración del incidente producido entre el presidente de la Comisión Científica Sr. Paz de Membiela y el marino Crocket que motivó la dimisión del primero.

Del libro escrito por Novo-Colson, Historia de la guerra de España en el Pacífico, Imprenta de Fortanet, Madrid,1883, p.123:


"El Jefe de la comisión científica Sr. Paz y Membiela, capitán de navio honorario, desembarcó en Lima para regresar á Europa. Motivaron esta determinación las desavenencias ocurridas entre él y el comandante
de la Triunfo, de las que se formó averiguación sumaria. El Gobierno reconoció que la justicia estaba de parte del Sr. Paz é hizo saber al Sr. Croker el disgusto con que había sabido S. M. un suceso que pudo haberse evitado con más prudencia y tacto".


miércoles, 20 de marzo de 2013